Sexy, pero estúpida: La seguridad biométrica requiere balancear riesgos

La confianza en los controles de seguridad biométricos puede ser lo más novedoso, especialmente por la forma en que una huella dactilar o una mirada pueden eliminar la fricción de las transacciones del consumidor.
Englander, arquitecto jefe de productos de autenticación multifactor en Iovation Inc., una empresa de prevención y autenticación de fraude con sede en Portland, Oregón, lo expresó de manera más franca en su sesión en RSA Conference 2018, titulada “Biometría: Sexy, Segura y… Estúpida”. Al explicar por qué la biometría es súbitamente tan popular, también ofreció un contrapunto a parte del entusiasmo generado por la popularización de la autenticación biométrica por parte de Apple, Microsoft y Samsung.
“La mayoría de la gente probablemente esté aquí porque la biometría es sexy. Es algo nuevo y candente”, dijo Englander.
Si una transacción requiere ingresar una contraseña, que en un teléfono puede consumir mucho tiempo y requiere concentración para hacerlo bien, la transacción se ralentiza hasta el punto en que la persona que lo hace podría pensarlo dos veces antes de completarla. “En una compra por impulso, tuve esos dos o tres segundos extra para pensar, que no es lo que los minoristas quieren”, dijo Englander. Los minoristas quieren que solo haga la compra, y si puede hacerlo simplemente mirando un teléfono o presionando un dedo, eso es “realmente increíble”.

 
El contenido original de la nota fue publicado en searchdatacenter.techtarget.com. Para leer la nota completa visitá aquí

Published by . 25/05/2018


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *