Las baterías están a punto de volverse más ecológicas

La producción de baterías de litio aumentará drásticamente en 2022, y se espera que entre en funcionamiento un valor estimado de 400 GWh. Pero una mayor conciencia de la economía circular y las preocupaciones sobre la extracción de cobalto, un componente clave de las baterías de litio, conducirán a un cambio considerable hacia nuevos tipos de baterías que son reutilizables y sin cobalto.
El próximo año, los fabricantes de baterías trabajarán para reducir la cantidad de cobalto en sus celdas de litio o recurrirán a productos químicos sin cobalto, como el fosfato de hierro y litio, que prevalece en aplicaciones de energía estacionaria. También los veremos probando químicas de batería alternativas, como el ion sodio, que son opciones atractivas para aplicaciones a gran escala debido a su bajo costo y ausencia de materiales controvertidos.
Como parte de un mayor énfasis en la economía circular, también veremos la comercialización de la tecnología de pasaporte de baterías, que permitirá una mejor auditabilidad y trazabilidad de los componentes de la batería. Esto permitirá a los fabricantes garantizar con confianza que sus ofertas de baterías no contienen cobalto o que contienen cobalto de origen ético. Esta tecnología de pasaporte también permitirá a los fabricantes y consumidores realizar un seguimiento de la cantidad de batería que se ha reutilizado, remanufacturado o reciclado cuando llega al final de su vida útil.
En 2022, las baterías serán diferentes porque, por primera vez, se dará una consideración real a las químicas alternativas y la reutilización al final de su vida útil. Este será un punto de inflexión para la industria, que ayudará a que las baterías sean más ecológicas en general.


 
El contenido original de la nota fue publicado en Wired.co.uk. Para leer la nota completa visitá aquí

Published by . 20/12/2021


Comments are closed here.