¿Cómo saber si vale la pena construir una startup con tu idea?

Usted tiene una idea para una startup. ¿Cómo puede estar seguro de que su concepto del negocio se sostiene? ¿Cuál de sus innumerables ideas debe perseguir?
Antes de embarcarse en este viaje empresarial, su fase previa consistirá en validar tres elementos clave para el éxito de su startup, preguntándose lo siguiente:
Percepción: ¿Cómo percibe el problema el público potencial?
Valor: ¿Qué importancia tiene el problema para la gente?
Tamaño: ¿Cuál es el tamaño del mercado potencial al que puede dirigirse?
El viaje de todo empresario comienza en una encrucijada conocida. Una vez que haya identificado el problema, el siguiente paso será identificar quién lo tiene.
1.Averigüe a quién le preocupa este problema
Segmentar su audiencia es la clave. Al identificar a los grupos específicos afectados por este problema, empezará a acotar su enfoque. Entable conversaciones con esas personas para captar su perspectiva sobre el asunto.
Un verdadero problema que merezca la pena resolver resonará inmediatamente y la gente empezará a contarle su experiencia. Si su público no puede captar la cuestión a los pocos segundos de su explicación, es probable que, para empezar, no sea su problema.
2.Determine el valor del problema. ¿Qué magnitud tiene?
En esta etapa, debe determinar lo que las personas están dispuestas a desembolsar para erradicarlo. Los servicios como el de aparca coches y Uber Eats prosperan porque la gente paga por evitar las colas de espera, pero escuché a personas que esperan en la cola a que se estrenen las tiendas de Apple para conseguir el nuevo iPhone, y otras personas están dispuestas a pagarles por ello.
Los servicios que evitan las colas, al fin y al cabo, son simples intercambios de tiempo y dinero, pero en realidad son intercambios de frustración por dinero.
Sin embargo, el discernimiento entre la disposición a pagar potencial y la real es delicado. Aunque el primero es un buen indicador, no es suficiente.
3.Evalúe el tamaño del mercado
Determine el tamaño de la base de clientes potenciales y el valor que podría aportar su solución. Por ejemplo, los fans acérrimos de Apple podrían valorar más reducir el tiempo de espera para conseguir el último iPhone que los viajeros ocasionales un pase rápido en el aeropuerto.
Si su mercado está dividido en varios segmentos, encuentre un tipo de problema que merezca la pena resolver y céntrese en él.
A continuación, calcule el TAM y multiplíquelo por la disposición a pagar, para averiguar el tamaño de la oportunidad, si merece la pena y qué estrategia debe utilizar.
Sólo entonces, estará listo para embarcarse en su viaje de negocio.

El contenido original de esta nota fue publicado en Forbesargentina.com. Para leer la nota completa ingresá acá

Cinco consejos para no caer dentro del 90% de startups que fracasan

Sobrevivir al tercer año de una startup suele ser un hito muy difícil de alcanzar. Estudios de relevamiento sugieren que solo el 10% de las startups logran hacerlo y a lo largo de años trabajando con startups, es posible comprobar que eso es cierto. Sin embargo, tomar ciertos recaudos puede ampliar ese 10% o, dicho de otra manera, puede reducir las posibilidades de caer en ese 90% de startups que fracasan*.
Fijar bases sólidas al inicio de una startup aumenta las posibilidades de ser parte de ese 10%. A continuación se desarrollan cinco pilares, aprendizaje de buenos emprendedores, que pueden servir para que las nuevas startups imiten y los hagan propios.
1.CONSTRUIR EL EQUIPO IDEAL
El 23% de las startups que fracasan lo hacen por "no tener el equipo correcto", "falta de motivación, expertise o visión común". Uno de los factores más críticos para el éxito de un emprendimiento es el equipo que se elija. Buscar personas que compartan una misma visión, que tengan habilidades complementarias y que estén comprometidas con la misión de la empresa. La diversidad de habilidades y perspectivas en un equipo puede ser un activo valioso para abordar los desafíos que enfrenta toda startup.
2.DISTRIBUIR LA PARTICIPACIÓN EN EL NEGOCIO CON BASE EN EL VALOR AGREGADO
Si bien puede resultar extraño al momento de arrancar una startup hablar de porcentajes o participación de cada uno de los miembros en el negocio, es bueno que así sea y que eso quede bien claro desde el inicio.
Lo que debería hacerse es buscar mecanismos de distribución que asignen acciones (participación en el negocio) de acuerdo al valor real que aporta cada miembro a la empresa, tratando de ser lo más objetivos posible, estableciendo pautas que se basen en lo que cada uno aporta, dividiendo la "torta" de manera equitativa.
3.IMPLEMENTAR UN ESQUEMA DE VESTEO
Una vez acordada la participación de cada uno de los miembros en función del valor agregado que cada uno aporta a la empresa, es fundamental establecer un esquema de vesteo de dicha participación. Lo que se debe buscar es garantizar la permanencia del equipo fundador o top management por un periodo determinado de tiempo. Típicamente de 5 años pero dependerá mucho del estadio de la empresa. Un sistema de vesteo incentiva la permanencia y alinea los intereses de todos los miembros con el éxito a largo plazo del negocio.
4.DESARROLLAR UN PRODUCTO MÍNIMO VIABLE (MVP) ANTES DE BUSCAR FINANCIAMIENTO
Al momento de buscar financiamiento hay que procurar tener antes un Producto Mínimo Viable (MVP). Sin un MVP la compañía no es más que una idea y los inversores de Venture capital no invierten solo en ideas. Y si lo hacen es a una valuación extremadamente baja. Un MVP demuestra que la idea es viable y que es posible ejecutarla. La ejecución es clave para atraer inversores.
5.ENFOCARSE EN EL PROBLEMA, NO EN LA SOLUCIÓN
A menudo los emprendedores se quedan enfrascados en una solución y por diversas razones el problema no es tal. Es decir, tienen una solución para un problema que no existe o que todavía no existe.
Si no hay un problema que resolver, no hay negocio. Al fin y al cabo nadie contrata un servicio o un producto de algo que no necesita. Es importante esto, ya que por el tiempo dedicado o la inversión de ahorros personales de años, el emprendedor tiende a enamorarse de su compañía, aun cuando ésta no resuelve una necesidad real.
De esta manera, aun cuando nada puede garantizar el éxito, se habrán tomado buenos recaudos para intentar reducir las posibilidades de fracaso y maximizar las de éxito.

El contenido original de esta nota fue publicado en Forbesargentina.com. Para leer la nota completa ingresá acá

Transforma tu negocio con experiencias personalizadas

En el competitivo mundo del marketing digital, la clave para destacar y cautivar a tus clientes radica en ofrecer experiencias personalizadas. Esta estrategia va más allá de simplemente conocer a tu audiencia; implica la implementación de soluciones integrales que aborden cada aspecto de la interacción con el cliente. Por eso resulta esencial elegir experiencias personalizadas para tu negocio, destacando cuatro aspectos clave: 

1. Solución en un Único Proveedor: 

Optar por una solución en un único proveedor simplifica la gestión de tus estrategias de marketing digital. Al consolidar herramientas y servicios bajo un mismo techo, te aseguras de que todas las partes de tu campaña estén perfectamente alineadas. Desde la analítica web hasta la gestión de redes sociales, contar con un único proveedor centraliza la información, permitiendo una visión más clara y unificada de tus esfuerzos de marketing.

2. Visión 360º Enfocada en la Entrega del Producto: 

La clave para construir relaciones sólidas con los clientes es entender sus necesidades y expectativas. Una visión 360º implica tener una comprensión completa de cada punto de contacto con el cliente, desde la primera interacción hasta la entrega del producto o servicio.

Enfocarse en la entrega del producto no solo implica la transacción en sí, sino también la experiencia completa que rodea al proceso. Desde la navegación del sitio web hasta la atención postventa, cada interacción cuenta. Personalizar estas etapas garantiza que tus clientes no sólo obtengan lo que desean, sino que también disfruten de un viaje inolvidable con tu marca.

3. Equipos de Alto Rendimiento: 

Contar con equipos de alto rendimiento es esencial para ejecutar eficientemente estrategias de marketing personalizadas. La colaboración entre profesionales con habilidades complementarias garantiza que cada aspecto de tu campaña esté respaldado por experiencia sólida.

Fomentar la comunicación efectiva y la colaboración entre equipos creativos, analíticos y de desarrollo asegura una ejecución coherente y eficaz. Además, la formación continua y la adaptación a las últimas tendencias del marketing digital mantendrán a tu equipo siempre un paso adelante, listo para ofrecer experiencias personalizadas e innovadoras.

4. Flexibilidad & Estructura: 

La flexibilidad es crucial en un entorno digital en constante cambio. Una estrategia de marketing personalizada debe ser lo suficientemente adaptable para ajustarse rápidamente a las tendencias emergentes y a las demandas cambiantes del mercado. Sin embargo, la flexibilidad debe equilibrarse con una estructura sólida que garantice la coherencia y la eficacia a lo largo del tiempo.

Una estructura bien definida proporciona la base sobre la cual se construyen las experiencias personalizadas. Establecer procesos claros, pero flexibles, permite a tu equipo adaptarse a nuevas oportunidades sin comprometer la calidad y la coherencia de tu estrategia de marketing.

En resumen, elegir experiencias personalizadas para tu negocio no solo se trata de conocer a tu audiencia, sino de implementar una estrategia integral que abarque todos los aspectos del marketing digital. Desde la consolidación en un único proveedor hasta la flexibilidad y estructura, cada elemento se suma para formar una fórmula completa que impulsará el éxito de tu negocio en la era digital.

De startup a 'scaleup': claves para conseguir evolucionar

La valoración del ecosistema emprendedor español creció en 7.000 millones de euros entre 2021 y 2022, hasta alcanzar los 93.000 millones de euros. Así lo recoge un informe elaborado por Dealroom en colaboración con la gestora de fondos K Fund, BBVA Spark, Endeavor España y GoHub Ventures. El informe muestra, además, el nacimiento de cuatro nuevos unicornios el año pasado, Factorial, Fever, Domestika y TravelPerk, pese al descenso de la inversión en capital riesgo.
Los datos muestran así la madurez del ecosistema, con un aumento de los casos de éxito emprendedores. De hecho, en España, ya se contabilizan más de 400 'scaleups', startups con una trayectoria probada de crecimiento, y que en 2021 generaron más de 1.900 millones de euros en inversión privada.
'Scaleup', la siguiente etapa en la evolución de las startups
En líneas generales, se considera que las 'scaleups' son startups que ya han madurado y cuentan con una trayectoria probada de crecimiento: crecen a un ritmo superior al 20%, bien sea en facturación o en número de empleados, en los últimos tres ejercicios. Es decir, se caracterizan por ser compañías que ya ofrecen un producto o servicio maduro en el mercado y que ha logrado tracción. Para que las 'scaleups' puedan llegar a serlo, es necesario que el modelo de negocio de estas empresas sea escalable, es decir, que pueda lograr un crecimiento exponencial.
El aumento de 'scaleups' en un ecosistema contribuye a su maduración, un efecto que Endeavor define como "polinización empresarial".
Cómo impulsar la transformación de una startup en 'scaleup'
La evolución de una startup en 'scaleup' es una parte natural en la vida de estas compañías. Hay una serie de factores que marcan e impulsan esa transformación.
-Una visión diferente para un objetivo común. Protagonizar un crecimiento exponencial para alcanzar el 'estatus' de 'scaleup' encuentra en la mirada complementaria de varios fundadores uno de sus principales valores.
-Atraer a los inversores. Las 'scaleups' necesitan inyecciones de capital mayores y recaudan cada vez más inversión en las sucesivas rondas de financiación (serie A, B, C, D, etc.).
-Conectar con los clientes. Cuando una startup alcanza la categoría de 'scaleup' significa que su modelo de negocio ha sido validado y ha demostrado la capacidad para escalar. Sin embargo, en esta fase también es un requisito imprescindible escuchar a los clientes con el objetivo de aumentar su fidelización con el producto o servicio desarrollado.
-La internacionalización por bandera. Expandirse y alcanzar nuevas fronteras suele ser un paso clave para la transformación de las startups en 'scaleups'. Por este motivo, adoptar una mirada internacional y enfocar los productos desarrollados para facilitar su integración en nuevos mercados es un aspecto clave que permite a empresas emergentes consolidarse como compañías de alto crecimiento.
-Captar y retener el talento. Cuando se habla de 'scaleups' el foco suele colocarse sobre los aspectos financieros de estas compañías. Sin embargo, este tipo de empresas también destacan por su capacidad para atraer talento y, deseablemente, mantenerlo en la compañía para continuar creciendo.
La evolución de las startups en 'scaleups' es clave para avanzar hacia la maduración de los ecosistemas de innovación. Conseguir que los proyectos emprendedores crezcan y evolucionen no solo impulsa a los propios negocios, sino que promueve que muchos puedan florecer.

El contenido original de esta nota fue publicado en BBVA.com. Para leer la nota completa ingresá acá

¡Celebrando un año lleno de logros y emociones en Mobilenik!

Se acerca el cierre de otro año emocionante en Mobilenik y queremos agradecer por ser parte de este viaje extraordinario. Este año ha estado lleno de desafíos y logros que nos han impulsado a crecer y evolucionar como empresa.
Nos sentimos agradecidos por el arduo trabajo y la dedicación de nuestro equipo, así como por la confianza de nuestros clientes y socios. Gracias a todos, hemos alcanzado metas increíbles y hemos seguido innovando en tecnología.
Miramos hacia el futuro con entusiasmo y determinación, listos para seguir brindando soluciones tecnológicas de vanguardia. Desde Mobilenik, les deseamos unas felices fiestas y un próspero año nuevo lleno de éxitos y nuevas oportunidades.
¡Gracias por ser parte de todos los logros alcanzados en el 2023!
Atentamente,
El equipo de Mobilenik

Design Thinking, la herramienta de moda para fomentar la innovación

El Design Thinking, un enfoque centrado en el usuario para la innovación, se ha consolidado como un marco eficaz para generar ideas innovadoras. Esta metodología, que implica un proceso iterativo de empatizar, definir, idear, prototipar y testear, se basa en la comprensión profunda de las necesidades y deseos de los usuarios.
Una segunda derivada, y mucho más potente, del Design Thinking es la co-creación, que implica colaborar con usuarios y otras partes interesadas en el proceso de diseño de productos y/o servicios. Esta colaboración asegura que las soluciones no solo sean innovadoras sino también pertinentes y aplicables al entorno.
En una época donde el cambio es constante, surge el Design Thinking como un faro de creatividad y soluciones centradas en las personas. Esta metodología no solo resuelve problemas cotidianos, sino que redefine la manera en que abordamos la innovación y la mejora de la experiencia del usuario.
El Design Thinking presenta un enfoque creativo, innovador e integra diversas perspectivas que lo posicionan como un motor impulsor de ideas que conectan genuinamente con las necesidades de las personas. Una de las fortalezas notables es fomentar la mentalidad de “think out of the box” e inspirar la creatividad empresarial, punto clave que nutre el ambiente donde nace la innovación.
Esta metodología intenta anticiparse y trabajar con el futuro, su carácter iterativo permite actualizar la usabilidad del producto permitiendo que evolucione con el tiempo. En conclusión, el Design Thinking no es simplemente una metodología, es un cambio de mentalidad, una invitación a desafiar lo establecido y a abrazar la posibilidad de lo nuevo.

El contenido original de esta nota fue publicado en Emprendedores.es. Para leer la nota completa ingresá acá

Startups y banca tradicional, sinergia que transforma el sector financiero

La innovación financiera es esencial para mantenernos al día y satisfacer las demandas de un mercado que exige soluciones ágiles y centradas en las cambiantes necesidades de nuestros clientes. En este contexto, la colaboración entre los bancos tradicionales y las startups ha surgido como una alianza que está moldeando el futuro de los servicios financieros.
Nos encontramos en medio de una sinergia única en la que los gigantes bancarios, con su amplia experiencia y recursos, se unen a las startups ágiles y tecnológicamente enfocadas para dar forma al futuro de las finanzas.
A medida que transcurre el tiempo, hemos notado la manera en que esta aparente contradicción se ha ido disipando gradualmente, ya que ambas partes han comprendido los beneficios mutuos de colaboración. Los bancos han encontrado en las startups un valioso camino hacia la innovación, y, a su vez, las startups han visto en los bancos una vía para expandirse y llegar a una audiencia más amplia. Este entendimiento compartido nos llena de optimismo y nos convierte en entusiastas partícipes de una emocionante transformación en nuestra industria.
La colaboración entre los bancos y las startups no solo ha generado ventajas mutuas, sino que también ha llevado la personalización y la experiencia del cliente a un nivel completamente nuevo. Los bancos solían ofrecer productos y servicios estándar a una audiencia generalizada, pero gracias a la tecnología y la colaboración con las startups, ahora pueden adaptar sus ofertas a las necesidades específicas de cada persona.
A pesar de los beneficios, la colaboración entre la banca tradicional y las startups enfrenta desafíos importantes. Uno de ellos es la integración de sistemas, que implica unir tecnologías y plataformas diversas. Además, la gestión de la cultura corporativa es un reto constante, alineando valores y prácticas en dos mundos financieros diferentes.
Es crucial que bancos tradicionales y plataformas digitales se dediquen a superar estos desafíos en colaboración, compartiendo conocimientos y recursos para impulsar la innovación.
No podemos olvidar que la ciberseguridad es esencial en esta colaboración, dado el crecimiento de las transacciones digitales. Garantizar la protección de datos y la seguridad de los usuarios es clave para mantener la confianza del público y cumplir con las regulaciones.

El contenido original de esta nota fue publicado en Expansión.mx. Para leer la nota completa ingresá acá

Cómo utilizar el design thinking, el canvas y el método Lean sin perderte en el intento

¿Sabes lo que es el design thinking, el canvas y el método Lean?
Si eres un emprendedor y te encuentras en la fase de creación de tu empresa o startup, seguramente alguien ya te habrá comentado sobre la importancia de crear un plan de negocios antes de arrancar. Sin embargo, es muy normal que te encuentres perdido mucho antes de comenzar a escribir las primeras líneas de tu plan y esto es debido a que ni tu ni nadie en este planeta cuenta con la habilidad de ver al futuro para adivinar todo lo que puede pasar dentro y fuera de tu nuevo proyecto.
Para esto, grandes pensadores e investigadores del ecosistema emprendedor a nivel mundial como Alexander Osterwalder, Yves Pigneur, Eric Rise, Steve Blank, Tim Brown y David Kelley han creado metodologías de mucho valor que te ayudarán a pensar de manera más asertiva al momento de crear la propuesta que le entregarás a tu mercado.
Cómo utilizar el design thinking, el canvas y el método Lean
Estas son las características generales de las principales metodologías que existen para aterrizar tu idea de negocios y arrancar operaciones:

  1. DESIGN THINKING
    Esta herramienta fantástica creada por David Kelley, profesor de la Universidad de Stanford y fundador de IDEO la consultora de innovación más importante a nivel mundial, tiene el objetivo de ayudar a los emprendedores y directores a crear un factor de innovación en sus empresas, enfocándose 100 por ciento en el usuario de sus productos y no en el producto mismo, recordando que “innovación” significa crear valor.
  2. LEAN STARTUP
    Es una herramienta súper poderosa que te ayudará a crear productos mínimos viables de una forma ágil y sencilla. Este método fue creado por Eric Rise, emprendedor exitoso en Silicon Valley, y está diseñado para conducir a una startup a través de la experimentación. En lugar de hacer planes complejos basados en muchas asunciones, se pueden hacer ajustes constantes con un volante llamado circuito de feedback de Crear-Medir-Aprender, que es el núcleo central de esta metodología y que ha ayudado a miles de startups en el desarrollo de productos para ser adoptados por el mercado rápidamente.
  3. BUSINESS MODEL CANVAS
    Es un instrumento de construcción de valor para la creación de modelos de negocio creado por Alexander Osterwalder, que facilita la comprensión y el trabajo de la estructura del negocio desde un punto de vista integrado que entiende a la empresa como un todo.
    El Business Model Canvas se compone de 9 bloques que representan las áreas clave de tu empresa y que deberás estudiar detenidamente para construir el modelo de negocio óptimo para tu startup.
    Como has observado en el desarrollo de este artículo, si usas correctamente estas tres importantes metodologías al momento de crear tu plan de vida y negocio, te aseguro que podrás reducir la probabilidad de fracaso al momento de emprender en tu startup. Te recomiendo estudiar con más profundidad estas herramientas de innovación o acercarte a alguna incubadora de alto impacto o aceleradora de empresas que pueda capacitarte con estas y más metodologías para lograr el éxito en tu emprendimiento o escalamiento empresarial.

El contenido original de esta nota fue publicado en Emprendedor.com. Para leer la nota completa ingresá acá

Qué es una startup y en qué se diferencia de una empresa

La palabra startup es todo un icono dentro de la economía digital en la que vivimos. Aunque es frecuente asociarla a empresas tan grandes como Google o Facebook, por lo general, su definición es poco clara. Es posible que la que hayas visto con más frecuencia sea la de “una organización diseñada para trabajar en ambientes de extrema incertidumbre”. Otra definición muy interesante es la de Wil Schroter: “una startup es la entidad a través de la cual un equipo liderado por un fundador puede hacer realidad un sueño, no sólo para él sino para el mundo”.
Sin embargo, estas solo son definiciones globales que abarcan de forma general qué es una startup.
¿Qué es una startup?
Una startup es una empresa emergente digital que tiene un gran potencial de crecimiento. Es decir, lo que diferencia una empresa de nueva creación de una startup es que estas últimas están centradas en crecimientos exponenciales. Mientras que una empresa habitual puede tener un ambicioso objetivo de crecer un 10% anual, una startup suele pretender multiplicar su negocio entre tres y cinco veces al año.
Solucionar un problema: el objetivo de las startups
Pese a que parezca algo de sentido común, uno de los componentes que diferencian a una gran startup de las demás es solucionar de una manera simple y efectiva un problema grande.
Seis de cada diez startups que cierran lo hacen debido a que han creado productos y servicios que no tenían un encaje en el mercado. Es decir, que los clientes potenciales no compraban sus productos porque no les resolvía una necesidad.
Características de una startup
Para ser consideradas como startup, deben cumplir con las siguientes características:
.Innovación: una empresa de este tipo necesita tener una competencia diferenciadora para poder obtener una ventaja competitiva en el mercado. La innovación puede estar presente en sus productos o en el modelo de negocio asociado a la empresa.
.Edad: una startup es una empresa nueva que aún se encuentra en las primeras etapas de gestión de marca, ventas y contratación de empleados.
.Crecimiento: una startup es una empresa cuyo objetivo es crecer y expandirse rápidamente, alcanzando proporciones a veces drásticas. Este es uno de los puntos que distinguen a una startup de una pequeña empresa.
.Riesgo: dado que suelen basarse en la innovación, estos negocios se consideran inversiones de riesgo con una alta tasa de probabilidad de fracaso.
.Flexibilidad: una startup es muy dinámica y está preparada para adaptarse a las adversidades que puedan surgir. Debido a la necesidad de validar su idea de negocio, estas empresas deben estar preparadas para adaptar su producto a los requisitos del cliente.
.Resolver un problema: este tipo de empresa se enfoca en solucionar cualquier problema existente en el mercado. Debe marcar la diferencia no solo en el mercado sino también en la vida de las personas a través de su producto o servicio.
.Escalabilidad: una startup es una empresa en constante búsqueda de un modelo de negocio escalable y repetible, es decir, que pueda crecer sin necesidad de incrementar los recursos humanos o económicos.
.Equipo de trabajo: estos negocios suelen estar formados por muy pocas personas. Es bastante común que haya menos de cien.
Cuáles son las diferencias entre una startup y una empresa
La diferencia esencial entre ambas reside en la exploración vs la explotación. Es decir, mientras que una startup es una organización ágil diseñada para buscar un modelo de negocio (exploración de modelos de negocio), una empresa es una entidad estructurada para ejecutar un modelo de negocio que ya existe (explotación de modelos de negocio). Es aquí donde encontramos la primera diferencia entre una empresa y una startup.
Otras de las referencias suele residir en la escalabilidad. Una compañía se considera escalable cuando su capacidad de crear productos incrementa de forma exponencial mientras que los gastos derivados de dicha actividad incrementan de forma lineal.

El contenido original de esta nota fue publicado en Iebschool.com. Para leer la nota completa ingresá acá