T-commerce: la publicidad en televisión se transforma para sumar al smartphone

Lanzan una plataforma que permite comprar productos usando un smartphone, identificando un código que aparece en pantalla. Ya funciona en Gran Hermano y son las primeras pruebas de t-commerce en el país, una tecnología con algunos antecedentes en el mundo

El  consumo de televisión está cambiando, y de muchas maneras. Los televidentes conviven no solo con el zapping sino también con diferentes pantallas mientras están mirando un contenido. La publicidad, en tanto, parece estar buscando alternativas para captar la atención de los consumidores en medio de esa vorágine de información que llega directamente al sillón.

El t-commerce (o la venta de productos desde el televisor) está llegando para intentar crear formas efectivas de impacto a los usuarios. ¿Cómo funciona? Un ejemplo hipotético. Es el entretiempo de un partido importante de la Selección durante la Copa América. En la pantalla aparece Lionel Messi promocionando sus nuevos botines. Todo parece normal. Pero gracias a un sistema que conecta la TV con un carrito de compras, se los puede adquirir directamente en el momento que apareció la publicidad.

En la Argentina acaba de lanzarse la primera plataforma que busca justo eso: hacer que la publicidad sea más interactiva y que permita la conversión -la venta- al instante. La empresa Inipop está haciendo sus primeras pruebas en Gran Hermano. En la casa hay productos que llevan códigos invisibles (similares a los códigos QR), y un cartel en pantalla invita a bajar una aplicación (WiTVi) y luego a escanear la pantalla. Al hacerlo, se abre la posibilidad de comprar ciertos objetos que aparecen en el programa.

“Esto crea una oportunidad. Hay una industria distinta que está naciendo”, explica Enrique Cortés Funes, CEO de Inipop. La plataforma incluye una tienda desde donde se pueden comprar los productos que aparecen. En un futuro será abierta y más marcas podrán aparecer allí. En estos momentos se comercializan solo productos de Apa la Papa, alpargatas Paéz, la valija inteligente BlueSmart y hasta cuadros de Milo Lockett.

La transformación de lo que vendrá es más profunda, piensa Cortés Funes. “Para nosotros es una nueva forma de sostener los contenidos, donde mucho de lo que se visualiza está a la venta. Donde el que emite el contenido también se ‘compromete’ con la venta. En un futuro, la publicidad de estos productos se podrá adecuar según quien lo esté mirando”. Las ganancias en este sistema se reparten entre quien vende el producto, la plataforma y el creador del contenido que permite verlo. “Cuando alguien está disfrutando el contenido es más receptivo a que le ofrezcan servicios”, analiza Cortés. El t-commerce también podría funcionar para generar ganancias en contenidos on demand, como una fuente de ingreso adicional.

El desarrollo de WiTVi contó con un equipo de 8 personas, parte en Argentina y otra en Silicon Valley. El manejo del equipo está a cargo de Tomás Morini, Pablo Orlando y Enrique Cortés Funes, todos de Inipop. Se asociaron a la productora RGB para sumar más medios. Por ahora, para lograr la interacción con la TV solo funciona el sistema de escaneado por código desde el celular, pero están desarrollando otras tecnologías, como el reconocimiento automático de objetos o la posibilidad de captar sonidos –palabras- que puedan terminar llevando a un producto de venta.

El t-commerce apareció por primera vez hace algunos años, y lo hizo en la meca de la publicidad mundial: el SuperBowl. Shop TV es una app que viene preinstalada en TVs de varias marcas, y sirve para integrar el mundo de la TV, la publicidad y el carrito de compras. Básicamente, reconoce mediante huellas digitales los contenidos que aparecen en el televisor. Una vez detectado el contenido, se lanza la publicidad interactiva.

Según los especialistas, la clave es que la experiencia siga en el dispositivo móvil que, a diferencia de la TV, es más rápido para la navegación y al que la gran mayoría de los usuarios está acostumbrada a usar mientras está mirando su programa favorito.

Para que una zona interactiva aparezca directamente en la TV, el secreto está en la tecnología ACR: reconocimiento automático de contenido. Los contenidos de la TV dejan una huella digital electrónica que pueden ser reconocidas por algunas aplicaciones. Ese es el motivo por el cual pueden surgir publicidades relacionadas con los productos y evitar que un usuario deba escanear un código QR. Es lo que utiliza Shazam para distinguir las canciones.

El contenido original de la nota fue publicado en La Nación. Para leer la nota completa visitá http://www.lanacion.com.ar/1909327-t-commerce-la-publicidad-en-television-se-transforma-para-sumar-al-smartphone

Publicado por . 28/06/2016


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *