Intelligent packaging: Cómo el internet de las cosas está cambiando el packaging

El internet de las cosas es una de las grandes innovaciones que está modificando la posición de las empresas de cara al futuro: todo estará conectado y todo elemento será inteligente, gracias a su conexión a la red. El futuro irá mucho más allá de persianas que se cierran solas y termostatos que se encienden cuando detectan que el auto de su usuario está cerca. Desde un cartón de leche hasta la caja donde venga la última computadora que hayamos comprado podrá convertirse en algo más gracias al toque inteligente que impone el internet de las cosas.

Como explica un informe de Moor Insights & Strategy, ningún sector es realmente inmune. “Los consumidores están obligando a las marcas y a la industria del packaging a evolucionar para centrarse en ofrecer productos al mercado que reduzcan costos e incrementen los ingresos, a la vez que generan reconocimiento de marca, sostenibilidad, competitividad, seguridad alimentaria, posicionamiento en estantería y consistencia”.

Los productos ya no pueden presentarse de la forma analógica en que lo hacían, y deben comenzar a ajustarse a los nuevos tiempos. El internet de las cosas, el Big Data y las tecnologías de consumo están cambiando sus estructuras y llevando a las marcas a centrarse en nuevas oportunidades de negocio. Y ahí es donde el packaging se convierte en inteligente: no servirá solo para servir los productos y para que el consumidor recuerde la marca, sino que también  ofrecerá experiencias mejoradas y ampliadas al cliente, y dará un valor agregado más allá del que ofrece una simple caja.

La diferencia con los nuevos packagings es que incluyen elementos tecnológicos que permiten acceder a más cosas. Se enriquecen con sensores RFID o NFC, e incorporan etiquetas inteligentes que permiten acceder a más detalles sobre el producto o recibir información personalizada sobre el mismo. Los productos están conectados a la red y, por lo tanto, a la empresa que está detrás de éstos, lo que les permite crear muchas más realidades asociadas. Se pueden enviar mensajes sobre el producto al consumidor, lanzar alertas sanitarias en productos alimenticios (por ej.: midiendo la presencia de bacterias), o ayudar a crear fechas de vencimiento más eficientes porque estarán basadas en datos de la realidad.

El Active Packaging o Smart Packaging también puede convertirse en una mina de información para las empresas, justo cuando el Big Data se ha convertido en una cuestión tan determinante a la hora de hacer negocios. Una vez analizadas las cuestiones legales y éticas asociadas a estas decisiones y actividades, se podría obtener información muy valiosa como adónde van a parar los productos que compran los consumidores, qué cosas realmente les interesan, o si realmente consumen los productos que compran.

 

El contenido original de la nota fue publicado en Puro Marketing. Para leer la nota completa visitá http://www.puromarketing.com/12/25530/intelligent-packaging-como-internet-cosas-esta-cambiando-packaging.html

Publicado por . 19/10/2015


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *