Gen Z: qué piensan los empleados del futuro

Los miembros mayores de esta cohorte apenas tienen 18 años y ya están siendo mal vistos. Las compañías de investigación de medios y de mercado los etiquetaron como “adictos a las pantallas”, con una capacidad mínima de fijar la atención. Pero este grupo compone un cuarto de la población de los Estados Unidos y, para 2020, representará el 40% de los consumidores. Entenderlos será crítico para las compañías que quieran tener éxito en la próxima década y en adelante.

Altitude hizo un trabajo que involucró discusiones, videos y ejercicios, con más de 100 personas de entre 16 y 18 años con el objetivo de ver el mundo a través de sus ojos.

Algunas de las conclusiones fueron:

No es un problema de atención, sino que  tienen un filtro de ocho segundos. Crecieron en un mundo de opciones ilimitadas pero, como el tiempo no lo es, los Gen Z se adaptaron a revisar y evaluar enormes cantidades de información. Una vez que algo atrae su atención, se vuelven intensamente comprometidos y concentrados. El secreto está en ofrecerles experiencias atrapantes e inmediatamente beneficiosas, para que sientan que merecemos su tiempo.

No son adictos a las pantallas, pero pasan mucho tiempo online creando sus marcas personales y profesionales. Buscan validación y aceptación inmediatas en las redes, donde están sus pares, pero dicen que su mayor capacidad es comunicarse en persona con adultos mayores. Los Gen Z se sienten tironeados: necesitan de las redes sociales pero se resisten a ser definidos por ello. Las compañías que comprendan esta tensión, les darán las herramientas para reconciliar y manejar mejor sus marcas personales y profesionales.

No todos son emprendedores, aunque se crea que solo desean escapar a la trituradora corporativa para crear sus propias empresas. Les gusta la idea de trabajar para sí mismos, pero suelen ser reacios al riesgo, prácticos y pragmáticos. A los Gen Z les gusta planear por adelantado; les preocupa conseguir un trabajo que les dé dinero, y trabajan en crear planes de contingencia para ayudarse a navegar en un mercado laboral cada vez más dinámico.

Los Gen Z se enfrentan a muchos de los mismos desafíos que todos tuvimos en la juventud, pero en una era tecnológica, ultraconectada y veloz. Es importante reconocer las diferencias, comprenderlos y empatizar con ellos. Si no, las marcas corren el riesgo de que se las filtre, dejándolas en la oscuridad.

 

 

El contenido original de la nota fue publicado en La Nación. Para leer la nota completa visitá http://www.lanacion.com.ar/1791344-gen-z-que-piensan-los-empleados-del-futuro

Publicado por . 17/05/2015


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *