API Banking y PSD2: lo mejor está por llegar

La directiva PSD2 (y el concepto de open banking en su conjunto) quieren ser la palanca clave para optimizar el sector bancario y, al mismo tiempo, dar a los clientes mayor control y más información sobre sus datos financieros. Las expectativas de una revolución inmediata probablemente no eran del todo realistas, dadas los retos culturales y técnicos que los bancos tradicionales debían superar en su avance hacia el open banking.
Por su lado, los bancos centrados en la transformación digital, –así como los llamados ‘neobancos’–, ven el open banking como una oportunidad. De hecho, los clientes ya han podido echar un vistazo a las nuevas funciones y servicios que traerá el nuevo paradigma.
Esta transición supone un reto para la banca, que debe transformar sus estructuras organizativas, su dependencia de tecnologías anteriores y unas formas de trabajar muy arraigadas. Además, las entidades deben aprender a trabajar con las ‘fintech’ y otros participantes del mercado de las APIs. Hasta el momento, el enfoque ha estado (quizás como era de esperar) en aplicaciones relativamente sencillas, más que en nuevos productos y servicios radicalmente innovadores.
El 14 de septiembre de 2019 el open banking será testigo de la implantación de los estándares técnicos SCA (Autenticación reforzada del cliente) y SCS (estándares abiertos seguros de comunicación) de la Autoridad Bancaria Europea. Estas normas determinarán de qué manera los bancos permiten el acceso a los datos del cliente a terceros autorizados con los que se integren y podrían ser un gran obstáculo para la innovación si los bancos no están convenientemente preparados.

 

El contenido original de la nota fue publicado en Bbva.com. Para leer la nota completa visitá aquí

Publicado por . 4/09/2018


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *